¿Escritora yo?

Foto: Tim Arterbury (Unsplash)
Foto: Tim Arterbury (Unsplash)

¿Escritora yo? Nunca pensé que escribiría. Desde pequeña pintaba, siempre disfruté el dibujo, las exposiciones de arte, ensuciarme (aún mejor si era con pintura), y todo lo afín a las artes plásticas.

Y pues como forma de drenar, tras la emoción de mi primer novio y todos los contratiempos que este puede generar en la vida de una mujer, pues decidí abrir un blog. Grandiosa idea. Nadie lo lee. Sólo tengo un seguir. ¡Ah!, no, tres. ¡Bien! Tres, van en aumento. Ahora de nuevo uno. Nadie me lee. Mejor no escribo. Y así fue como terminó mi blog. Muerto. Bueno, muerto no, pero sí desatendido, por largo.

Pero entonces todo encuentra su camino, incluso los junkies, y fue uno de ellos (de los tantos que llegaron a mi vida) quien me encendió esa luz, a la de escribir me refiero, ¿o acaso debería decir esa pluma? En fin. Uno de mis tantos fans + junkies + virtuales me dijo una vez leyendo ese olvidado espacio de desahogo cibernético, entiéndase blog, “Qué bien escribes, me encanta.” No sé si realmente me lo decía porque yo le gustaba o así parecía, pero al menos era un tipo con criterio. Bien fuese fuera o dentro de su nube de pedo, el tipo era letrado.

Y fue entonces cuando por primera vez me pregunté en silencio ¿escritora yo? y así fue como me di la oportunidad de abrir este espacio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *