LECTURAS, Reflexiones y Celebraciones

Abrirle las piernas

Abrirle las piernas 7 marzo, 2014Leave a comment

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

No deja de resultarme curioso que toda, o casi toda, persona actual decida abrirle las piernas al mundo. Sí. Y es que contamos con cientos de medios públicos para difundir nuestros más oscuros secretos, gustos, actividades, opiniones, cotidianidades y hasta intimidades. Nunca estuve muy de acuerdo con eso de divulgarle al mundo tanto, pero ya ven qué tan poco estaba de acuerdo, que cree éste espacio, donde vuelco episodios graciosos, embarazosos y memorables de mi vida.

A lo que realmente voy con esto es que da igual con cuántos hombre o mujeres hayas salido, o acostado. Después de todo, nadie lleva la cuenta de eso, o bueno, quizás un obsesivo compulsivo. Tampoco es que habría que tener una hoja de vida de cada una de tus víctimas, o marcar en el calendario qué día te follaste a Pepe, a Juancito o a María. No viene al caso. Ahora, lo que yo me pregunto es: ¿Viene al caso divulgar intimidades en la Internet? ¿A alguien le importa lo que me ocurrió con Jimmy, con Neil, el jorobado y tantos otros cuyos nombres no menciono? Al parecer sí, no en vano los partícipes de estas historias comentan. ¿Para asegurar la veracidad de los hechos? ¿Para sentirse partícipes de un pasado? ¿Para figurar de manera anónima en las búsquedas de Google? No lo sé

Quizás todo sirva como una masiva terapia social, en la que unos nos leemos las desgracias del otro, nos reímos, nos regocijamos porque no nos ocurrieron a nosotros y nos divertimos cuando hemos vivido lo mismo. Viéndolo así, no está nada mal abrirle las piernas a la web, siempre y cuando sea a modo de terapia, claro.

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.