Posted in Aventuras Amorosas Noches de copas

Cita con el dentista

Cita con el dentista Posted on 29 agosto, 2014Leave a comment

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Foto: Yingpis Kalayom en Unsplash

 

– ¿Vamos hoy de boliche*?
– No, no tengo ganas hoy
– Dale, te vas a divertir
– No tengo dinero
– Dale, te invito
– No. No tengo qué ponerme
– Te presto ropa. Dale, ¡vamos!

Por más que esa noche intenté resistirme a una salida, mis amigas se esmeraron por convencerme a ir a Liquid. Ponían buena música, quedaba cerca de casa y era barato. “Gracias por haberme traído Mari, me hacía falta salir.” Le dije guiñándole un ojo y señalando con la mirada al chico guapo que poco a poco se nos acercaba. Se puso a bailar con nosotras. Era lindo y simpático. Tenia mi edad y bailaba demasiado bien para lo que estaba acostumbrada de los argentinos (sin ánimos de ofender a nadie). Me piropeó, eso sí que saben hacer muy bien los gauchos, y terminamos besándonos y en su casa.

Tras haberme regalado una noche de sexo duro que aún no olvido, sobre la cama descansaba mi cuerpo extenuado, relajado y satisfecho. Tenía una habitación modesta, su familia vivía en Mercedes, a unos 107 km de distancia de la capital, una bata blanca colgaba de la puerta de su armario y sobre las estanterías y las paredes lucían varios reconocimientos.

– “¿Eres médico?”

– “No, dentista

– “¡Agh! Como odio los dentistas”. Le dije con plena sinceridad pero percatándome de la rudeza de mi comentario. “Pero debo confesar también que nunca había tenido una cita con el dentista tan divertida.”

– “Cuando quieras te vuelvo hacer cita”

– Grrrrr

 

 

—–
*boliche: discoteca, antro, disco…

 

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *