Te quiero a mi lado

Foto: Maria Victoria Heredia Reyes
Foto: Maria Victoria Heredia Reyes

 

 

“No recuerdo cómo eran tus ojos, tus labios. Ya no tengo tu olor en mi cama. Tu risa a mi lado. Ni tu voz al despertar. Recuerdo muchas cosas de ti, pero no todas. Y me hace mal. Ya mi cama no tiene tu olor. Quiero verte, tenerte, tocarte y sentirte. El tiempo nos juega en contra. No sé si es una herramienta del destino para apartarnos pronto, antes de que esto crezca, o si es por aquello de valorar lo que cuesta. Se aleja la fecha para volver a vernos pero cada día te quiero más. Pienso en los pocos momentos que vivimos juntos y se me retuerce el cuerpo. Te quiero a mi lado. Te quiero mía y solo para mí. Eres mía. Mía, mía, mía. Siempre eres mía, y te quiero ya conmigo. No soporto un día más sin ti. Quiero que nos escapemos los dos, que nos vayamos a Mar del Plata, o a Mendoza. A donde sea. A recorrer el mundo. Quiero irme a solas contigo. A vivir la vida. A disfrutar uno del otro. Irnos un mes a conocernos. Irme solo contigo. Estar solo junto a ti. Soñar contigo”.

Y desde lejos dormíamos abrazados, en la misma cama, él besando mi cuello y yo, aprendiendo a dejarme querer. Recuerdo sus palabras como si fuera ayer, y todavía me pregunto ¿Para qué te conocí si no te puedo tener a mi lado?

 

 

—–
Lo único que me hizo falta fue volverlo a ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *