Buenos días mi amor

Buenos días

que_pase_el_proximo_buenos_dias

 

 

Siempre he odiado esos minutos en la cama en los que suena el despertador y sabes que es hora de pararse. Los buenos días no siempre son tan buenos y con o sin despertador, levantarse de la cama es la peor noticia del día…

Aquella mañana fueron sus suaves labios quienes me despertaron por la mañana. Sus ojos me miraban con ternura mientras una sonrisa salía de su boca, mientras yo entreabría mis ojos mientras procesaba el repentino despertar. Una sonrisa fue lo único que podía regalar a esa hora del día, y él lo sabía. Me besó en la boca. “Buenos días” pronunció con una sonrisa. Lamento despertarte pero tenía que decirte que voy saliendo a hacer los trámites que te comenté ayer pero estaré de vuelta en dos horas para comer juntos. “Te acompaño”, le dije con ojos entrecerrados. “No -me dijo besándome- sigue descansando, que vengo a por ti en un rato”.

Después de aquel episodio descubrir que también puede ser la mejor noticia del día y el verdadero inicio de unos buenos días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *