Mala noticia

Foto: Kalu Ci (Pixabay)
Foto: Kalu Ci (Pixabay)

 

 

 

 

– Nunca has sido de beber tu… ¿o si?, le pregunté aislándome del tema inicial de la conversación
– Si, depende la noche
– Nunca te he visto pasado de tragos
– ¿Cómo que no?
– Oh… bueno, repasando la historia… una vez ¿no?
– Sí. Y qué buena vez
– ‘Vez’ con final feliz.
– Sí (Risas)
– Confieso que tenía un poco de miedo. Fue bastante inesperado para mi
– También lo fue para mi. Te habría llevado a un hotel
– ¿Si? Pero en el auto estuvo bien
– En el coche siempre está bien
– Te hacía más inocentón
– ¿A mí?… Qué poco me conoces
– Ciertamente
– Fue bueno. Siempre lo recuerdo. Cuando quieras vienes de visita, sabes que tienes casa de este lado del mundo
– Lo sé, gracias. Procuraré ir antes de que conozcas al amor de tu vida 😉
– Pero, te tengo una mala noticia
Seguramente :-/ ya la conoció, típico. Ley de Murphy.
– Aquí no tengo auto
– ¡Oh! Qué mala noticia ¿Ascensor?
– Escaleras
– ¿Teleférico?
– No
– ¿Cocina?
– Obvio, pero tengo compañero de piso
– Hmmm. Parques y plazas sé que hay pero preferiría no repetir…
– Ya pensaremos en algo

 

 

 

—-

Este fue el mismo chico de Sexo alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *