ADMIRADORES, Bares y Fiestas

Sexy

Sexy 18 marzo, 20152 Comments

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Yo evadía su mirada. Él buscaba mis labios. Bailábamos al ritmo de un swing. Me tomó de la mano y me apartó para dejarme girar frente a sus ojos. Yo llevaba toda la noche evadiendo su mirada penetrante pues sabía que se me haría imposible negarle un beso. Él buscaba conquistarme y no sé cómo ni con qué pero lo estaba logrando. Había miradas entre tentadoras y evasivas. Cuerpos al son de la música con escasos centímetros de separación.

Al compás de la música una voz grave me susurró al oído: “No tienes idea de lo sexy que eres”

– “Sí, claro que sí” le dije con cara pícara y me obligué a bajar la mirada

– “No. Ni te imaginas” y giró mi cuerpo sobre su propio eje sujetándome con su mano izquierda

– “Hace un rato te dije que era consciente de ello. Sé cuándo estoy siendo sexy

– “¡No! –me interrumpió no te das cuenta, porque cuando crees ser sexy no lo eres”

Entonces lo miré con la cara menos sexy que creo tener. Él me tomó entre sus brazos para continuar guiándome por la pista de baile “Solo eres sexy sólo cuando no quieres serlo.”

¿Quiere decir que recién…?

—–

Cuando nos conocimos le dije: Ten miedo, mucho miedo

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.