Plaza Mayor, Madrid

Madrid de los Austrias

que_pase_el_proximo_madrid_de_los_austrias
Foto: @ngradecky (Archivo)

 

 

Salí temprano (españolamente temprano… a eso de las 9) la mañana de aquel sábado. Quedamos en desayunar con unos amigos y de ahí a hacer un Free Tour Madrid por el Madrid de los Austrias, el lado más monumental de la ciudad.

Este espacio no va de recorridos, viajes o aprendizajes históricos sino de hombres y relaciones. Y así va. Pues fue en ese tour donde lo conocí. Había llegado de Buenos Aires hacía pocos días. Era periodista con extensos conocimientos históricos y literarios, o al menos los suficientes para vivir de ello. Me derritió. Desde su sonrisa sincera y sus ojos color caramelo hasta su inteligencia.

Fue ponerle los ojos para comenzar a disfrutar del recorrido desde otro punto de vista. Él hablaba de historia… yo me imaginaba en un tertulia literaria con él, en una rueda de prensa, en el estreno de mi libro, en una salida a la ópera. Él hablaba de la inquisición y yo imaginándome siendo sentenciada por pensamientos impuros, ahí en la Plaza Mayor. Él se presentaba oriundo de Granada y yo sonreía ¡Ole! ¡Ole! ¡Ole! ¿cómo no amar el sur de España y su gente?

En una parada estratégica en un bar donde nos repusimos con unas cañas para continuar el recorrido, me tocó el brazo pronunciando ¿seguimos? A donde quieras. No pares jamás. Seguí su caminar y tuvimos unos breves minutos a solas y el resto del grupo siguiendo nuestros pasos. Me contó que había estado en Argentina y Uruguay, que había vuelto encantado. Hablamos de mi acento, de que era periodista… ¿y el próximo tour cuándo es? pregunté con poca inocencia. Todos  los días a las 11:00 – 2:00 – 7:00 10:00, pero las de la noche tienes que comprarlas en este mismo bar y preguntar por Tony. ¿Por qué me hacen un descuento si pregunto por ti? -dije con dejo de picardía y guiñando un ojo. No, en realidad puedes ir con cualquier guía.

Yo que no me avispé para pedirle el número o invitarle un café. Escribo aquí de sexo como si nada y soy incapaz de invitar a este guapo a por cañas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *