Bailar y follar

Foto: Tim Gouw (Unsplash)
Foto: Tim Gouw (Unsplash)

 

“Si no eres bueno en la pista de baile, no te va bien en la cama”. Desde adolescente nos han hecho creer en ese estrecho vínculo entre bailar y follar. Todos hemos caído en esta discusión, ¿y por qué no? incluso confiado en su veracidad.  Yo a este punto no sé si será cuestión de suerte o de líbido. Lo que sí es cierto es que con esta conversación, y evidentemente la experiencia con el protagonista de esta historia comprobé que esto no es más que una leyenda urbana.

– “¿Te gusté desde el primer momento? ¿O después de que nos acostáramos?” Mi pregunta lo tomó por sorpresa.

– “¿Preguntas en plan amor a primera vista?”

– “Ja! Ja! No pensé en amor a primera vista. Pensé en que no sé si me llamaste la atención inconscientemente pero realmente siento que me gustaste un poco a medida que íbamos hablando, pero definitivamente la cama influyó”. confesé sin titubear.

– “Pues yo pensé, si en la cama nos va como en la pista de baile, vamos… esto va a ser fatal”.

Nos reímos al unísono.

– “¿De verdad pensaste eso?” repliqué

– “Claro, si tu ibas por tu lado y yo por el mío…” No dicen que hay una estrecha conexión entre ambas?”

Por suerte comprobamos la falsedad de ese vínculo entre bailar y follar.

 

—–

La noche en que nos conocimos, no faltaron motivos para celebrar

 

Guardar

Un comentario en “Bailar y follar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *