Amor perfecto

Foto: João Silas (Unsplash)
Foto: João Silas (Unsplash)

 

 

Todo era perfecto en ese entonces. Yo era adolescente, tendría unos 21 años. Lo tenía todo: el amor perfecto, muchos amigos, una casa grande para hacer fiestas, Una relación estable, novio con coche, estudiaba, en fin, todo marchaba viento en popa. Era feliz…

Hasta aquel día… cuando desaparecieron los motivos.

Mi novio -en aquel entonces- era 7 años mayor que yo. Como un día cualquiera me había escrito para quedar. Contenta me arreglé para lo que, sin saberlo, sería una terrible noche. Vino por mi en su coche. Lo noté raro, esquivó mi beso en la boca e inmediatamente supe que algo no andaba bien. Uno como mujer sabe, solo que a menudo lo ignoramos. Dos minutos más tarde, la realidad constataba que mi intuición tenía razón. Y entonces, la relación estaba acabada con el clásico “No podemos seguir con esto”. En ese entonces mi mente y mi corazón se dividieron. Dejaron de pensar en conjunto, mi mente gritaba: pero si este es un amor perfecto; y mi corazón: ¿En serio? ¿Tienes 7 años más que yo y no puedes inventar una mejor línea para acabar con esto? 

“Vale” dije seria y calmada. Sí, mi coraje salió a flote, estoy orgullosa de mí misma. “¿Puedo conocer la razón? Creo que me lo merezco”.

“No tengo una razón”

¡Ja Ja! ¿cómo? ” ¿Cómo? Invéntate una excusa, una razón. Dame motivos. ¡Vamos! Que hay otra, que no me soportas, que somos incompatibles, que soy mala en la cama…algo! cualquier cosa. Pero no puedes acabar esto sin razones”

No los tengo, lo siento.

Lo siento? Lo siento? Lo siento yo por ti “¿Cómo no tienes motivos? Tiene que haber alguna razón por la cual estás tomando esta decisión. Siempre existe una razón. Todo en esta vida tiene una razón de ser.

No sé. Es que siento que esto se va a acabar en cualquier momento. Se puede ser 7 años mayor y tan tarado como para contestarme esto? Sí… esto no es un sueño.

-Pausa- “Sí… en este momento”

-Silencio-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *