Dime algo en Chino

que_pase_el_proximo_eres_hermosa

 

 

Me superaba por cabeza y media en altura. Tenía la piel suave, un cuerpo hermoso, delgado, esbelto y ligeramente musculoso. Tenía brillantes ojos azules y cabellos finos y rubios, aunque él se negara a admitirlo. Hablaba chino, inglés, español y francés; y trabajaba en logística.

Nos conocimos es misma noche en un bar. Él estaba de paso por Madrid, a pocos días de partir a China; yo inesperadamente en aquel lugar celebrando el nuevo curro de mi amiga.

Me costaría admitirlo pero nuestra conexión fue inmediata. La naturalidad con la que nos abordamos fue impresionante y compartir la cama fue inexplicable. Creo que nadie habría apostado nada por ello y ambos nos quedamos con ganas de repetir. “Me pasaría todo el día acariciándote” -decía. Yo sonreía en silencio sin creerme que hacía tan solo unas pocas horas que nos habíamos conocido. Luchaba por lograr besarme el cuello pero se reía a mi par al escuchar mi risa. Y entonces nos besábamos y éramos uno.

Al cabo de un rato le dije: “dime algo en chino”. “Mmm… ¿algo como qué?” – “Cualquier cosa, da igual. Podrías mentirme y no sabría qué dices” Reímos al unísono en aprobación mutua.

En segundos pronunció una irrepetible e impronunciable frase. No es mentira que este tío habla chino… La acepté recostada sobre su pecho. “¿Qué significa?” El silencio se apoderó de la habitación. Al cabo de un rato, cuando ya estaba casi olvidado el tema, al oído me dijo en su idioma natal: “you are beautiful”. Sin entender la relación del comentario alcé mi mirada hacia él en busca de una respuesta, mi barbilla en su pecho y mis ojos fijos en los suyos. “Eso te he dicho en chino”.

 

 

—–

¿Tienes curiosidad de conocer qué ocurrió antes de esto con este chico?

Segundo encuentro

2 comentarios en “Dime algo en Chino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *