Posted in RELACIONES y Convivencia

Con él aprendí

Con él aprendí Posted on 23 octubre, 2015Leave a comment

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Foto: Scott Webb (Unsplash)
Foto: Scott Webb (Unsplash)

 

Con el aprendí que teníamos una considerable diferencia de edad para el momento en que comenzamos a salir. Tres años sobre ese fragmento entre madurez e inmadurez, entre infancia y adultez. Él había tenido varias relaciones anteriores. Él era mi primera. Y fue entonces cuando me di la oportunidad de hacerme vulnerable por primera vez en mi vida.

Su mayor regalo fue su paciencia a mi inocente cuerpo y a mi inseguro corazón. Con él opaqué mi pureza pero me abrí a un universo de sensaciones y lecciones, que se fueron danto paulatinamente en curso de unos nueve meses.

Con él aprendí que la edad no significa nada (siendo menor que yo, me enseñó a enamorarme y dejarme querer), que los sueños son lo más importante por qué luchar. Que el momento lo haces tú y no la compañía (me tocó aprenderlo comiendo pizza en San Valentín).

Con él aprendí que quien realmente te quiere hará por ti cosas que ni te imaginas. Te enseñará aquello que no estabas dispuesto a aprender, porque en la vida siempre hay espacio para las sorpresas.

Con él aprendí que todo lo que te ata a algo hay que dejarlo ir, sin importar si es material, personal o sentimental. Que en la vida eres libre si dejas ser libre a los demás y te dejas ser libre a ti mismo sin arraigarte a nada o a vivir bajo los preceptos de otros.

Y al aprender esta lección, y dejé ir a todo lo que me hacía daño, lo dejé ir a él también, porque sin saberlo, nos hacíamos daño tan sólo queriéndonos cada uno a su manera.

 

 

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *