Posted in Aventuras Amorosas

Distracción amorosa

Distracción amorosa Posted on 24 enero, 20174 Comments

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Foto: Evan Kirby (Unsplash)

 

 

 

Entre las letras de Zenet y las palabras de Alicia mi ego se fue reajustando a la realidad hasta darse cuenta que él no era más que una dulce distracción amorosa. Si bien nuestras realidades eran completamente dispares, ambos éramos mutuamente -yo en su vida y él en la mía y quizás por ello encajábamos bien- distracciones amorosas para el otro.

De ello me di cuenta casi de manera accidental –nada de lo que ocurre en esta vida es un fallo– el día del concierto. Habiéndolo invitado a acompañarme a leer mi última selección lectora: La montaña del alma de Gao Xingjian, suspendí la lectura un día. No quería ir al teatro cargada con un libro más pesado que un matrimonio a la fuerza, así que elegí dejarlo en la oficina y retomarlo al día siguiente.

Si él cumplía su palabra, que lo hizo a cabalidad proporcionándome además una foto como prueba de ello, leeríamos a la par. Al menos eso consideraba él. Yo estaba por comenzar el capítulo 5 cuando él adquirió el libro. Pero entre todas las atenciones y distracciones que tenía en su vida, lo comenzó un día más tarde, cuando ya yo estaba por devorarme el décimo primer capítulo, él me mensajeó: voy por el capítulo 3, ¿estás orgullosa de mí?

Con lo distraído que eres en tu vida, diría que sí. Pero pareciera que estarás corriendo siempre detrás de mí. Me pregunto si eso en sí no será una metáfora.

Más allá de la posible metáfora, yo me autocuestionaba sobre su condición de distraído. Creo que esas distracciones que veo en él son mías también. ¿No es acaso él una distracción amorosa? A quien ansío volver a ver, de quien espero tener mensajes en el móvil, a quien dedico pensamientos.

 

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

4 thoughts on “Distracción amorosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *