Motivos para celebrar

Motivos para celebrar nunca faltan. Y si faltan nos los inventamos, pues la vida está para disfrutarla. Aquel viernes ni falta que hizo buscar excusa...

No me olvides

“Necesito sacarte de mi vida porque no me hace bien pensarte y tenerte lejos. Son realidades que no comulgan. ” le dije con plena sincerid...

1 cerveza = 1 marido

Baselworld Basel, Suiza 6:00 pm Salía de un largo y ajetreado día de citas, ruedas de prensa y reuniones. Ni bien terminé de cumplir con tales comp...

Hot Tub

Fue en un viaje a Suiza, que en una noche de bar conocí a este inglés. Un galán de novela. Joven, guapo, elegante, de ojos claros. Salimos del loc...

Nachito

Nachito fue el epítome de mis vacaciones bonaerenses. Lo conocí gracias a mi prima. Se nos atravesó mientras bailábamos aquella noche en la fiesta...

Englishman

Él era un Urban Planner trabajando en logística. Era flaco, de sonrisa risueña, elegante y de rasgos -indudablemente- ingleses, un poco más alto q...

Mala noticia

– Nunca has sido de beber tu… ¿o si?, le pregunté aislándome del tema inicial de la conversación – Si, depende la noche – ...

No me quiere

  Nuestros cuerpos desnudos yacían sobre la cama. Entre besos, abrazos y manos curiosas nos fuimos estimulando mutuamente. Me excitó hasta el punto...

Mandarte a la m…

Aquí estoy. Me acompaña un tinto y una pequeña luz a medias. Entre sábanas te escribo lo que no te puedo decir en persona porque me prometí no vo...

Entre tumbas

  Durante el invierno vivía en Sudáfrica, el resto de las estaciones en París. Nació católico e inglés. Creció procurando huir de la relig...

Admirador francés

Su nombre era impronunciable, su altura inaccesible, su simpatía inolvidable y su sinceridad insoportable. Era mi admirador francés. Nos conocimos b...

Hubo química

Nos conocimos mientras vivíamos en Buenos Aires. Coincidimos en el mismo grupo de amigos. Nos llevábamos bien – demasiado bien, diría yo-. No...

Me gustó…

Me gustó… todo de ti. Desde el momento en que te vi, no sé si me enamoré, pero moría por conocerte. No me olvido más de tu altura, de tus o...

Buenos días

    Siempre he odiado esos minutos en la cama en los que suena el despertador y sabes que es hora de pararse. Los buenos días no siempre so...

Chupones

Era adolescente cuando aprendí lo que eran chupones. Había un chico en el colegio que me encantaba, era poco menor que yo, corpulento, cabellos negr...

Noche anterior

Tras haber descubierto un moretón en mi ingle, claramente de la noche anterior, decidí escribirle. Pensaba no hacerlo, por aquella norma implícita ...

En mi torta

– ¿Cómo dirías que se dividen tus prioridades?, pregunté – 50% sexo y 50% Cariño, lealtad, compañía, inteligencia, cultura y estabi...

Príncipe de discoteca

Esa mañana llegué a casa a las 8:30, con una sonrisa imborrable, y de la mano de mi príncipe de discoteca. Sin avisar se acercó a bailar conmigo. ...

Strip Póker

Desde pequeña mi madre siempre insistió en que se debía tener ropa interior impecable. Limpia, bonita y en buen estado. Poca atención le presta un...

Solo sexo

Su altura sobrecogedora, su amplia espalda, su sonrisa risueña, sus ojos café pequeños y expresivos llamaron mi atención aquella noche de barbacoa...

Nuestro reencuentro

“Recuerdo tu timidez de darme un beso en el aeropuerto. Eso nunca lo voy a olvidar. Cuando en la vía me contabas el viaje y al tomarte la piern...

Migrar

Un mes antes de migrar -quizás definitivamente- a Buenos Aires, nos reencontramos. Nos habíamos conocido unos cuatro años antes mediante una amiga ...

Cenicienta urbana

En medio de un caluroso día de verano, bajo el resplandeciente sol madrileño y la espesa brisa estival había logrado sobrevivir otro arduo día de ...

Dormir en el sillón

Era absurda la manera en que nuestros cuerpos se compenetraban. Cabíamos y podíamos dormir en el sillón como si se tratara de una cama individual. ...

Carta de amor

Aquel inglés era mi amor platónico. Nunca supe por qué. Estudiábamos en el mismo colegio desde pequeños. De niño, era sucio, desordenado, fastid...

Contra la pared

Éramos adolescentes trasnochados cuando él comenzó a gustarme. Era de facciones delicadas y su ojos marrones eran expresivos y se iluminaban con es...

Confesión

El año en que ella había llegado a Madrid en busca de una mejor vida, él cumplía un lustro viviendo ahí. “Por fin”, dijo él tras hab...

Simpático y lindo

Era un jueves cualquiera, nada extraordinario: pararse temprano, ir a la facultad y volver a casa. Yo conducía de salida de la universidad cuando me ...

Séptimo piso

Y ahí estábamos los dos, bajando del séptimo piso. Qué buen número. El del piso…y el de anoche también. Él tenía muletas y un brazo frac...

Sexting

Vivíamos en ciudades diferentes. Países distanciados por miles de kilómetros. No nos veíamos nunca, pero nos escribíamos. No precisamente para sa...

Él y ella

Él se enamoró de ella desde el primer día. Ella lo quería con todo su corazón. Él se moría por tener algo con ella. Ella sabía que él no era ...

Encuentros casuales

“Me encantas” le decía él mirándola a los ojos fijamente mientras le acariciaba el rostro. Aquellas perlas azules la podían. Ella permanecía ...

Sexo alemán

Era lindo, alemán y simpático. Nos veíamos a menudo pero lo conocía poco. Una noche, entre miradas esquivas y sonrisas pícaras coincidimos en el ...

Incompatibles

Estábamos solos en una playa. El uno para el otro. Era mi primera vez en ese lugar. Había pocas personas rodeándonos. Estábamos perdidamente enamo...

Mi primer amor

Corría el verano del ’96 y lo único que compartíamos era el campamento al que asistimos durante dos semanas ese año. Cual escenario de pelí...

Diplomáticos

Taquillas de migraciones Aeropuerto de Miami Horas del mediodía Situación: Viaje de negocios. Acompañada de una jefa insoportable y tacaña que hab...

Polvo de una noche

Son pocos los recuerdos que tengo de la última vez que nos vimos, solo lagunas mentales de aquel polvo de una noche que hacía años habíamos compa...

Lagunas mentales

Fue una noche inolvidable. De ella solo me quedan lagunas mentales y unos cuantos flashbacks. Amanecí en casa. “¿Qué quería la policía?&#82...

Rojo misterio

Fue la noche en que por primera vez fui a un telo (lo que en Argentina llaman a un hotel de corta estadía o albergue transitorio, entiéndase, tirade...

Soy casado

Habíamos hecho un viaje a Mar del Plata con un grupo de amigos. Era la consentida, pues mis espaldas estaban salvaguardadas por cinco hombres, los am...

Cómeme con fresas

Nos conocimos jugando dominó fresita. El clásico y milenario juego de dominó, pero para niñas, con motivo de “Fresita” (Strawberry Sho...

…y llegó él

De adolescente fui, durante unos dos o tres años, a clases de dibujo y pintura. Estaba rodeada de niños entre 6 y 10 años, y yo tendría unos 15. T...

El amor entra por…

El amor entra por… ¿los ojos? Quizás. Al menos así había sido esa vez. Era el inicio de las redes sociales. Ellos no lo sabían y probableme...