HEARTBREAKS, Fails & Funny

Me gustaría

Me gustaría 16 June, 2014Leave a comment

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Estábamos él y yo frente a la puerta de mi casa. En su coche. Llegábamos de una reunioncilla relax en su casa. Habíamos sido unos pocos ahí, pero la habíamos pasado bien. Fui porque pensé que mi amor platónico estaría ahí. Pero no. Perdí el viaje. ¿Qué más daba? Ya estaba en casa y no la había pasado tan mal después de todo. Le agradezco la invitación y me despido con un beso en la mejilla. Cuando me volteo para abrir la puerta, los seguros se bajan.

Cerrados. Encerrados. Con mis dedos subo la perilla que destraba la puerta y se vuelve a bajar. Lo miro, y él a mi. Nos miramos fijamente y me sonríe. Entiendo que él cerró los seguro a propósito y le pido: ábreme. Él sube los seguros. Me vuelvo hacia la puerta y los vuelve a asegurar. Volteo a verlo, le sonrío y él sube los seguros. Al intentar de nuevo abrirla se vuelve a cerrar. Sin mirarlo le digo -abre las puertas. Así ocurre unas tres veces más hasta que mi paciencia se colma.

– “Ábreme la puerta por favor”, le dije molesta
– “No, quédate un rato”, y me acaricia el brazo.
– La piel se me eriza. No me toques. Muevo mi brazo hacia mí, le asomo una mirada molesta. “No puedo… ni quiero. Ábreme la puerta”.
– “No seas así. Quédate. Estamos aquí conversando”, continúa procurando convencerme.
– “No quiero conversar. Conversamos toda la noche. Quiero irme a dormir”, alzo mi brazo para subir el seguro manualmente y apenas lo logro, lo vuelve a bajar. ¿Pero qué es esto? ¿En dónde estoy? ¿Con quién? me siento en una película de terror. Y es el ‘mejor amigo’ de ‘mi amor’.
– “No te vayas por favor. Tengo algo que decirte.” El momento comienza a tornarse más tenso. Yo resoplo ante tal propuesta.
– “Me estoy molestando. Ábreme la puerta.”, le digo con tono serio y seco.
– “De verdad te digo, por favor, no te…”, lo interrumpo diciendo: “De verdad te digo yo. Estoy molesta. Abre ya mismo las puertas.”
– “Es que… tengo algo que decirte.” Volteo los ojos cual niña malcriada, respiro profundo. “Escucho cuando los seguros estén liberados”

Él Sube los seguros. Se voltea hacia mi y dice: “Me gustas… me gustaría salir contigo”.

A mi me gustaría no verte más nunca. Me gustaría no haber tenido esta noche. Me gustaría que no estudiaras conmigo para no tener que verte mañana en el colegio. Cobarde.

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.