SEX, Pleasure & Erotism

Squirt for me baby

Squirt for me baby 12 December, 20172 Comments

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

En todas mis andanzas, nunca me había topado con un hombre tan interesado en aquella doble estimulación ni en que el fin último fuera que yo me corriera a chorros. Squirt for me baby, me decía repetidamente mientras me follaba y guiaba mis dedos a mi clítoris. Aquello me llamó la atención.

Tenía un cuerpo robusto y fornido y una lengua prodigiosa. Me comía muy bien el coño y luego hundía sus dedos en mí como preludio a que su pene erguido se adentre. Yo me empapaba sólo de pensarlo. Soy como un volcán en erupción cuando me excito. Love your wetness baby. Sí, esto es una inundación.  Ohh yeahhh baby, you are so wet! Come on, squirt for me baby. ¡Ya me encantaría a mí!

Me penetraba profundamente y estimulaba mi clítoris a la par. ¿Será este su secreto para que yo me corra? Yo, aunque desacostumbrada de aquel comportamiento, me dejaba llevar. Y las sábanas me succionaban a la par que mi vagina deglutía su pene. No tengo idea del tamaño de aquel miembro, pero cumplia a cabalidad con todos los requisitos. Come on baby, touch yourself. Touch yourself for me. -Repetía una y otra vez. Let me see you squirt. Squirt for me baby.

Poco antes de que las sábanas estuvieran bañadas de mis fluidos, el hombre ya estaba como un toro. Montándome sin detenerse. Le escucho hablar en inglés mientras follamos pidiéndome que por favor me corra, que quiere verlo. Su pene en mi vagina entraba y salía con fuerza y sin tregua. Casi desgarrando los músculos dentro de mí. Oh baby! Mi vagina sedienta de una buena follada disfrutaba cada una de aquellas embestidas. Come on let me see that pussy cry. Abalanzaba su cuerpo hacia mí aplastando mi mano contra mi coño. Squirt for me, come on baby. Disfruto. Todo me resulta nuevo e impetuoso: sus palabras, sus actitudes, su cuerpo. I’d love to see you squirt baby. Gimo. Jadeo y me dejo consumir. Come on baby, squirt. 

Si se me ocurría alejar mis dedos de mi clítoris, él mismo se encargaba de mojar los suyos con saliva y estimularme. Yo me dejaba llevar. Aquello era suficientemente placentero para además tener la responsabilidad de tocarme. Prefería tocarle a él, aunque me resultara intocable, pero a él parecía excitarle todo aquello e insistía. Come on baby, yeah baby, squirt for me baby. Yo gemía de placer con cada embestida y él sólo decía I love that pussy, dándome palmadas en el coño.

Debo admitir que aquel toro controlaba la situación como pocos. Aquel hombre me movía en la cama como cocinero a panqueca en sartén y dominaba mi cuerpo como si nos conociéramos de antes. OMG you are amazing!, acabé diciéndole. No. You are, dice a la par que deja caer su macizo cuerpo sobre la cama y el sueño nos somete.

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

2 comments

  1. Ohhhh amiga!!!! si te contara mis historias no tendrias tiempo para escribirlas jajajaja si vinienes a Dublin escribeme. Besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.