READS, Reflexions & Celebrations

Lecturas: Amor, valor y sonrisas

Lecturas: Amor, valor y sonrisas 6 January, 20183 Comments

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

El mundo gira, nos lo enseñaron de pequeños. Pero creo que la mayor lección nunca la aprendimos: él gira, nosotros también. Por ende, la vida se mueve, cambia, cambiamos y esas cosas que nunca creímos que ocurrirían a veces nos llegan. Así le pasó a Leyre Contreras, autora de Amor, valor y sonrisas cuando recibió la noticia de que tenía cáncer; y a mi madre.

Conocí este libro tras atender a una charla sobre el cáncer de mama y la alimentación, dictada por la misma autora en mi oficina. Admito que me dió cierto coraje ir porque pensé que me hundiría en llanto durante la presentación de tan sólo pensar que mi madre tenía cáncer y que vivimos a más de 10 mil kilómetros de distancia. Me acompañó una amiga. Me reí, la disfruté, aprendí muchas cosas; y es que Leyre tiene una chispa y un aura de positivismo que es contagiante tanto en persona como a través de su libro. Pensé, mi mamá necesita este libro. Dudé porque no quería regalarle algo que le hiciera consciente de que estaba enferma, sí, era una realidad pero venir por Navidad a regalarle un libro sobre cáncer no me parecía el más bonito gesto. Tras mucho pensarlo decidí reorganizar mi presupuesto para poder llevarle un regalo de Navidad y el libro.

El día que fui en busca del libro opté por leerlo. No tardé ni una semana en acabarlo y agradezco enormemente haberme aventurado pues me cambió totalmente la perspectiva de la enfermedad. Haciéndome consciente de la cantidad de pruebas, exámenes y tratamientos son necesarios, cuánto coraje implica vivir y cuán poco conscientes somos de ello hasta que una enfermedad como esta nos llega.

A menudo me reía entre las anécdotas de Leyre, de sus hijos -de los que a este punto creo que estoy enamorada- y en lo valioso que puede resultar tener una pareja comprometida, amorosa y dedicada como la que ella tuvo. Aunque su caso es bastante diferente al de mi madre, me encantó poder compartir a través de sus letras los padecimientos y esperanzas a los que ella y tantos otros enfermos se enfrentarán. Para mí, que he tenido la oportunidad de acompañar a mi madre en este proceso, es más que una historia de superación, un llamado de atención para aprender a apreciar la vida, una reflexión sobre nuestros hábitos alimenticios (aunque yo sobre esto ya tengo mucho camino recorrido, pero mi madre no). A ser agradecido por tener un cuerpo sano y fuerte, a aprender a alimentarnos nutritivamente, a conocer nuestros miedos y limitaciones y ponernos por delante de todo y de todos. Porque nuestro mayor activo somos nosotros mismos.

Cuando lees estas historias te das cuenta de que los verdaderos super héroes -heroína en este caso- somos nosotros mismos y no los de las películas e historietas. Mujeres como Leyre, mi madre, mi tía (que ya ha pasado por 3) y tantas otras mujeres y hombres (con otro tipo de cáncer) más.

Yo los invito a bañarse en este río de agua fresca que significó Amor, valor y sonrisas para mi. A reír con él y a aprender, que el mundo gira, nosotros con él y nosotros también, y porque hace muchos años, tras las letras de Antonio Santa Ana, de Los ojos del perro siberiano aprendí que  “Ninguna enfermedad te enseña a morir. Te enseña a vivir”; descubrí lo que hoy también predica Leyre Contreras.

—–

El libro está disponible en su web, con el primer capítulo gratuito, que -como el de mi madre- puede estar dedicado por ella misma. También en Amazon.

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

3 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.