DESTINY and Signs from the Universe

Cazador que canta

Cazador que canta 16 October, 2018Leave a comment

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

 Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida jamás empezará

Clarissa Pinkola Estés

Mujeres que corren con lobos

Comencé a hablar con él consciente de que converso con un extraño en un bar. Me mido. Mis palabras, mis gestos, mi mirada, el movimiento de mis ojos y de mis manos. Ocurre cada vez, aunque no prestemos atención a ello. Nos cerramos. Nos limitamos. Nos protegemos. A lo largo de las tres horas de conversación, me retiro con la sensación de que nos conocemos de antes. Como hermanos de otra vida. Siento que lo conozco. Él parece conocerme bien, menciona aspectos personales de mi ser que sólo gente cercana a mí sabe. ¿Será un ser elevado que se comunica con mi alma? Es un hombre sensible, a pesar de su aspecto VinDiseliano, y debe estar en muy buena conjunción con su intuición pues todo lo que declara de mí es tan cierto que asusta.

Compartimos historias personales entre cervezas, me habla de su matrimonio y me cuenta que es músico. Su lengua nativa es el árabe, es oriundo de Palestina y su nombre artístico es Cazador que canta, pues sus ancestros pertenecían a una comunidad de domadores de lobos. Esta frase me revuelve todo. Recientemente leí Mujeres que corren con lobos, un libro sobre espiritualidad y sobre la conexión que tienen las mujeres con su alma, y cómo aprender a entender su “intuición (…) se trata de un mensajero directo del alma”

Los días pasan. El único contacto suyo que tengo es una búsqueda en Facebook y Soundcloud. No me explico cómo es que su música cala en mí del modo en que lo hace. Sutilmente. Haciéndome sentir en un lugar seguro, conocido, bueno. Eso es el mundo, a fin de cuentas, si nos entendemos unos a otros, nos escuchamos y nos respetamos. ¡Qué diferentes podemos ser! Aunque no profesemos la misma religión, o sostengamos los mismos valores. El poder del respeto es mucho más fuerte que cualquier idea, o debería serlo. Qué dicha poder respetarnos así, compartiendo una velada de conversas íntimas y profundas.

No entiendo sus letras pero las melodías me invaden el corazón. Me calman como lo hicieron sus palabras la noche en que nos conocimos. Debes encontrar tu camino. Asumirte. Encontrarte a ti misma. Amarte. Resolver la inquietud de saber quién eres y de dónde vienes. Tú eres artista, y como artista, también eres un cazador que canta.

“Cantar significa utilizar la propia voz del alma. Significa decir la verdad acerca del propio poder y la propia necesidad, infundir alma a lo que está enfermo o necesita recuperarse. Y eso se hace descendiendo a las mayores profundidades del amor y del sentimiento hasta conseguir que el deseo de relación con el Yo salvaje se desborde para poder hablar con la propia alma desde este estado de ánimo”.

En eso descansa la magia de la música, en esa universalidad, en cómo te toca a pesar de las limitaciones del lenguaje, de los límites geográficos y las diferencias culturales o religiosas. Tener la posibilidad de escuchar tu voz me resulta especial y grandioso, no sólo por lo que tu música genera en mí sino porque me permite recrear aquella densa conversación que me dejó un dulce sabor sobre la vida, que me llenó de aliento y coraje, y me invitó a liberarme de todo aquellos que me oprime.

En el bosque habita un enorme lobo que se come a las personas como tú. No salgas al bosque, no salgas por lo que más quieras.

Pero, naturalmente, ella salió al bosque y, como era de esperar, se encontró con el Lobo, tal como ellos le habían advertido. (…)

¿Y cómo sé yo que no me vas a hacer daño? —le preguntó ella, pues su misión era hacer preguntas—. ¿Cómo sé yo que no me matarás y me dejarás reducida a los puros huesos?

Mala pregunta —dijo el lobo—. Tendrás que confiar en mi palabra.

Y el lobo reanudó sus aullidos y lamentos.

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

Sólo hay una pregunta que merece la pena hacer, hermosa doncella, ¿dóooonde está el almaaaaaa? (…)

Bueno, ahora ya puedes matarme, anda, terminemos de una vez.

Pero no fue eso lo que ocurrió. En su lugar, el lobo alargó la pata y se la apoyó en el brazo.

Soy un lobo de otro tiempo y lugar —dijo. Y, arrancándose una pestaña del ojo, se la entregó diciendo—: Úsala y procura ser sabia. De ahora en adelante sabrás quién es bueno y quién no lo es tanto. Mira a través de mi ojo y lo verás todo con claridad (…)

Pero, además, con esta nueva visión, no sólo vio al astuto y al cruel sino que el corazón se le hizo inmensamente grande, pues miraba a las personas y las volvía a calibrar gracias al don que le había otorgado el lobo al que ella había salvado.

(…) Vio todas las cosas

con la pestaña del lobo,

todas las cosas verdaderas

y todas las cosas falsas,

todas las cosas que iban contra la vida

y todas las cosas que iban a favor de la vida,

todas las cosas que sólo podían verse

a través de los ojos de aquel

que pesa el corazón con el corazón,

y no sólo con la mente.

Así descubrió que era cierto lo que dicen, que el lobo es la más sabia de las criaturas. Si prestas atención, el lobo cuando aúlla hace siempre la pregunta más importante, no dónde está el alimento más próximo, la pelea más próxima o la danza más próxima,

sino la pregunta más importante

para ver dentro y detrás,

para sopesar el valor de todo lo que vive,

¿dóooonde estáaaa el almaaaa?

¿Dónde está el alma?

¿Dónde está el alma?

Sal al bosque, sal enseguida. Si no sales al bosque,

jamás ocurrirá nada y tu vida no empezará jamás.

Sal al bosque,

sal enseguida.

Sal al bosque,

sal enseguida.

Selección de “La pestaña del lobo”, poema original en prosa de C. P. Estés, copyright 1970, de Rowing Songs for the Night Sea Journey, Contemporary Chants.

Feliz y soltera escritora. Mientras al hombre de mi vida le enseñan a usar el GPS y logre finalmente encontrarme, yo me dedico a contar historias para vivir, para aprender, crecer, respirar y entender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.