Muerte anunciada

Volvía de mi usual paseo por el parque cuando encontré en el suelo una bolsa de papel con una calavera impresa. Como si aquel trozo de papel madera ...

Su partida dejó

Su partida dejó: Un colchón autografiado, sábanas blancas vacías y un hastío de soledad. Un estudio invadido por su presencia con disposición de...

Esto se acabó

Tragaba fuerte para no llorar y lo logré hasta que comecé a revivir todos nuestros lindos momentos juntos y a pensar cómo no existían motivos para...

Blanco y negro

Contaba mi madre, al día siguiente de haberte conocido, que la sonrisa en mi rostro no era normal. Sin contarle nada, sabía que esa noche había con...

Tenemos que hablar

  Nos queríamos, nos gustábamos, compartíamos, disfrutábamos juntos. Todo funcionaba. O bueno, casi todo. La química era extraordinaria, per...