Cuaresma sexual

Transcurría en mi vida un período de cuaresma sexual. Hacía 5 meses -y pretendía llegar a los 6- que no compartía cama con nadie. Una suerte deto...

Guapo radiante

Era como una radiación solar muy fuerte. Como un eclipse solar para tu mirada. Era lo que yo denominaría, un guapo radiante. Toda luz que emanaba ll...

Primer día de curro

En mi primer día de curro, llegué tarde. Hacía tres días que mis nuevos compañeros de trabajo se habían reunido para la formación de nuestro nu...

Nachito

Nachito fue el epítome de mis vacaciones bonaerenses. Lo conocí gracias a mi prima. Se nos atravesó mientras bailábamos aquella noche en la fiesta...

Cenicienta urbana

En medio de un caluroso día de verano, bajo el resplandeciente sol madrileño y la espesa brisa estival había logrado sobrevivir otro arduo día de ...

Carta de amor

Aquel inglés era mi amor platónico. Nunca supe por qué. Estudiábamos en el mismo colegio desde pequeños. De niño, era sucio, desordenado, fastid...

…y llegó él

De adolescente fui, durante unos dos o tres años, a clases de dibujo y pintura. Estaba rodeada de niños entre 6 y 10 años, y yo tendría unos 15. T...

Soltero y bello

 Caro, conocí a un tipo bello. Bello. Bello. Bello ¡Bellísimo! – ¿Sí? Cuéntame, quiero saberlo todo. – Sí, muy guapo. Altísimo, m...