After Office

Tras el tsunami de trabajo de aquel día, lo mínimo que nos merecíamos era un after office. Desprevenida me pilla un mensaje de mi jefe por el chat ...

Polvo misterio

Mi cuerpo sediento y exhausto amaneció sobre un colchón en el suelo, entre ropa desperdigada y sábanas revueltas. Mi cerebro entre dormido y despie...

Tengo una fantasía

  Y ahí estaba yo, en el lobby de un hotel céntrico bastante lujoso, al que él me había citado. Esperaba sentada en una de las mesitas del c...