Fiestas callejeras

En unas fiestas callejeras quedamos mi amiga y yo. Al término de nuestra segunda cerveza conseguimos el lugar perfecto en medio de la multitud: corre...

Nada es color de rosa

Nada es color de rosa, vaya cliché… acertado. Su llegada a mi vida me hizo darme cuenta de cuán cerrada podía estar al amor. Él se había en...

El idiota

Hacía poco había optado por salir con él, a quien luego bauticé ‘el idiota‘, a pesar de que distaba de toda clase de asociaciones, per...

Háblame sucio

Siempre me ha entretenido el “háblame sucio“. Lo considero una grandiosa forma de dar rienda suelta a la imaginación, entretenerse un ra...

El Chino

Cualquiera que siga mi blog habrá leído el título “El Chino” y pensado: apareció el inglés aquel que se marchó a tierras asiáticas....

Me tocó el culo

Acabo de salir de mi clase de Taichi. De aquellos días en que te sientes guapa pero hasta ahí, no demasiado. Siquiera pensé en cómo vestirme, simp...

Destinado al fracaso

    Hay relaciones que están destinadas a fracasar. Así había ocurrido con él. Nos habíamos conocido en un viaje a la playa con amigos....

El retorno de yo la vi

    Después de 13 años sin saber el uno del otro –y uno creyendo que la gente no vuelve–, me encontró en Instagram y me escribió. Es...

Cita aburrida

En mi vida había tenido yo una cita aburrida. En medio del esplendor primaveral, a pocos días de la llegada del verano, coincidimos en el Parque El ...

Cuerpos vacíos

Cuerpo a cuerpo. Sus curvas bajo mis manos. La textura de su piel en contacto con mis dedos. Ese ‘te conozco de antes’ y la inexplicable t...

Maldita absenta

Conversamos poco, creo que ni necesario era. Todo se traducía en atracción física, y mutua. Fuimos a una discoteca -¡de terror!- en un subterráne...

¿Quieres probar?

 Fue en un bar, con un grupo de amigos cuando nos conocimos. Una noche fría en el Madrid de los Austrias. Teníamos todos una jugosa conversación s...

Me gustaría

Estábamos él y yo frente a la puerta de mi casa. En su coche. Llegábamos de una reunioncilla relax en su casa. Habíamos sido unos pocos ahí, pero...

Tengo una fantasía

  Y ahí estaba yo, en el lobby de un hotel céntrico bastante lujoso, al que él me había citado. Esperaba sentada en una de las mesitas del c...

Séptimo piso

Y ahí estábamos los dos, bajando del séptimo piso. Qué buen número. El del piso…y el de anoche también. Él tenía muletas y un brazo frac...

Segunda oportunidad

    Habría sido injusto juzgarlo por una única noche de mal sexo, así que decidí darle una segunda oportunidad. Me gustaba. Entre nosotr...

No recuerdo…

No recuerdo… su cara. Tampoco su nombre ni su apellido. Pero no olvido cómo recorría mi cuerpo. Cómo me besaban sus labios. Cómo sus brazos ...

¿Te puedo besar?

No hay nada más dulce que el sabor de un beso robado. De estar disfrutando al máximo un momento con otro, cuando de repente todo se paraliza. El mun...

Lagunas mentales

Fue una noche inolvidable. De ella solo me quedan lagunas mentales y unos cuantos flashbacks. Amanecí en casa. “¿Qué quería la policía?&#82...

El hombre perfecto

De adolescente, mientras cursábamos Comunicación en la universidad, pasábamos muchos ratos libres en la escuela. Hacíamos picnics sobre el pasto, ...

Escuela de sexo

No puedes tener casi 30 años y no saber cómo tocar a una mujer. No me lo creo. Definitivamente tendrían que existir una escuela de sexo para hombre...