Compartir mi vida

    Nuestros mensajes eróticos eran más poderosos que cualquier encuentro carnal de ese último año. Tu escuchabas mis gemidos en tu oíd...

Mensajes eróticos

Nuestros mensajes eróticos eran casi un encuentro carnal real. Ahí donde tienes tus dedos quiero mi lengua, saboreando tus oscuras profundidades car...

Sexting

Vivíamos en ciudades diferentes. Países distanciados por miles de kilómetros. No nos veíamos nunca, pero nos escribíamos. No precisamente para sa...