Irresistible

¡Jo Tía qué buena estás! Eres irresistible, me decía acariciándome el culo después de una larga jornada de sexo. Mi cuerpo desmayado sobre su c...

Sexo contigo

Me encanta tener sexo contigo nena, pero admito que fui terrible aquella noche. Bebí demasiado, admitió. Me siento igual, fui particularmente terrib...

Maldita absenta

Conversamos poco, creo que ni necesario era. Todo se traducía en atracción física, y mutua. Fuimos a una discoteca -¡de terror!- en un subterráne...

Compartir mi vida

    Nuestros mensajes eróticos eran más poderosos que cualquier encuentro carnal de ese último año. Tu escuchabas mis gemidos en tu oíd...

Sexting

Vivíamos en ciudades diferentes. Países distanciados por miles de kilómetros. No nos veíamos nunca, pero nos escribíamos. No precisamente para sa...