Mi jefe, mi pimp

Al cabo de media cerveza, mi jefe, mi pimp me dice: Parece que no estaremos solos. Leo lo que ese mensaje esconde entre líneas: ¿esto es una embosca...

Vamos al bar

La noche me sorprende con un mensaje de mi jefe: ¡Vamos al bar! Me comenta que durante su pausa se ha ido al bar a por una cervezas con sus colegas y...

Noche sorpresa

Un mullido colchón de sábanas grises acuna mi cuerpo. Voces de mujeres parecieran barrer las hojas que ha dejado el otoño. Sus timbres interrumpen ...

Noche de vinos

La vecina de mi amiga de Luxemburgo estaba de visita en Madrid. Había venido con una amiga suya y habíamos quedado en Banco de España para pasear e...

Amor caduco

Nos premió la noche inexplicablemente. Nos sedujo el alcohol más de la cuenta. Nos obligó a confesarnos nuestros más íntimos sentimientos. Las co...

After Office

Tras el tsunami de trabajo de aquel día, lo mínimo que nos merecíamos era un after office. Desprevenida me pilla un mensaje de mi jefe por el chat ...

Ojos azules

Me gustó desde la primera vez que lo vi. Algo en el azul de sus ojos me cautivó. Fue una noche de bar con la gente del curro. No lo volví a ver, pe...

Maldita absenta

Conversamos poco, creo que ni necesario era. Todo se traducía en atracción física, y mutua. Fuimos a una discoteca -¡de terror!- en un subterráne...

Motivos para celebrar

Motivos para celebrar nunca faltan. Y si faltan nos los inventamos, pues la vida está para disfrutarla. Aquel viernes ni falta que hizo buscar excusa...

Noche anterior

Tras haber descubierto un moretón en mi ingle, claramente de la noche anterior, decidí escribirle. Pensaba no hacerlo, por aquella norma implícita ...

Te quiero comer

No soy de salir sola a bares. De hecho era mi primera vez. Mi equipo me obligó. Pleno furor del mundial. Jugaba Argentina contra Suiza y no lo tran...

Mi primera vez

Era enero, el frío era infernal en la ciudad de Ginebra. Era además, mi primer viaje de negocios, la primera vez que viajaba con mi nueva jefa, de m...