Sexo contigo

Me encanta tener sexo contigo nena, pero admito que fui terrible aquella noche. Bebí demasiado, admitió. Me siento igual, fui particularmente terrib...

Cuerpos vacíos

Cuerpo a cuerpo. Sus curvas bajo mis manos. La textura de su piel en contacto con mis dedos. Ese ‘te conozco de antes’ y la inexplicable t...

Polvo misterio

Mi cuerpo sediento y exhausto amaneció sobre un colchón en el suelo, entre ropa desperdigada y sábanas revueltas. Mi cerebro entre dormido y despie...

Noche fugaz

Fue una noche fugaz. Un nos-conocimos-nos-enrollamos-y-más-nada. Fue tan así que lo único memorable que recuerdo de aquel encuentro fue este interc...

Polvo de una noche

Son pocos los recuerdos que tengo de la última vez que nos vimos, solo lagunas mentales de aquel polvo de una noche que hacía años habíamos compa...

Rojo misterio

Fue la noche en que por primera vez fui a un telo (lo que en Argentina llaman a un hotel de corta estadía o albergue transitorio, entiéndase, tirade...