Odio las medias

Odio las medias. Nunca fui muy amiga de ellas. Mucho menos a la hora de dormir. Y no soporto una persona que duerme a mi lado con las medias puestas. ...